sábado, 15 de noviembre de 2008

El peaje.



Es el relato de una noche cualquiera, pero de un hombre concreto, que empezó a trabajar como encargado en la ventanilla de un peaje. Le destinaron a una de las autopistas menos transitadas de los alrededores de Madrid. Se le avecinaba largas y aburridas guardias nocturnas, en su habitáculo acristalado.

Su historia, transcurrió en una de estas guardias. Alrededor de las 2 de la mañana y, nuestro hombre, ya aburrido de no haber visto aparecer un coche en lo que habia transcurrido la noche. Al cabo del rato, divisó a lo lejos, unas luces que se dirigía al peaje. Casi dormido, se espabilo para atender a los ocupantes del vehículo. Mientras el coche se acercaba, se podia notar la música alta, y que sus ocupantes vestían con una indumentaria poco de fiar.

Se sentía inquieto cuando el automóvil se paro en seco a la altura del puesto.


El conductor pregunto por el precio, nuestro protagonista le respondió. El conductor no muy contento le fue a dar el dinero, pero con una segunda intención. Le agarró la mano al encargado, y le puso unas esposas. Este se dió cuenta que de ellas colgaba una cuerda que provenía del interior del vehículo.

El motor se escuchó y el coche aceleró, rompiendo la barrera del pejae y arrastrando la cuerda atada a las esposas que llevaba nuestro protagonista. Este rápidamente comprendió la situación que iba a vivir. Cuando la cuerda llegará a su fin, la velocidad en la que iba el coche, le arrancaría el brazo por completo. Se arrodilló, ocultando su rostro, esperando el fatídico instante y se puso a rezar entre gritos y llantos para que pasara lo más rápido posible y que fuera lo menos doloroso posible.

Antes de que la cuerda llegará a su fin, estos la soltaron dejandola caer al suelo. El encargado, se encontraba aterrorizado ante la desastrosa experiencia. El coche retrocedió hasta la ventanilla y entre risas y burlas le arrojó el dinerohacia la ventanilla.

A la mañana siguiente, su sustito, lo encontró medio dormido, sedado ante lo ocurrido aquella noche, en su habitáculo acristalado.

Historia del programa de radio Milenio 3 (Cadena Ser)


1 comentario:

Crudo dijo...

Fuente: http://www.sweatoil.es

Que la contaran en Milenio 3 no quita que la historia esté redactada por nosotros, un saludo, y sigue con el blog, que tiene buena pinta.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...